Síndrome del Intestino Irritable.

El Síndrome de Intestino Irritable (SII) es un trastorno en la funcionalidad gastrointestinal crónica, que implica molestias y dolor abdominal y cambios en los hábitos intestinales con alteración de la motilidad gastrointestinal (tanto estreñimiento como diarrea), e hinchazón abdominal.

Resultado de imagen de sindrome del intestino irritable

Este tipo de alteración limita mucho a los pacientes que la padecen debido a la sintomatología dolorosa y a la urgencia de acudir al baño que puede presentarse en muchas ocasiones.

A continuación os dejo los puntos más importantes que pueden favorecer la reducción de los síntomas y la mejora de la calidad de vida de las personas que sufren este cuadro:

Reducción del estrés

Los cuadros más agudos de SII suelen coincidir con picos de estrés, nervios o ansiedad. Se trata de un síndrome en el que el aspecto nervioso juega un papel fundamental. Por eso reducirlo es crucial en su abordaje. Practicar ejercicio de alta intensidad, yoga, o mindfulness pueden ser herramientas que ayuden a disminuir la sintomatología.

Dieta rica en probióticos

Los probióticos son alimentos que proporcionan microorganismos vivos que favorecen la proliferación de la microbiota intestinal. Esta sintomatología suele ir acompañada de una alteración de las bacterias intestinales que recibe el nombre de disbiosis, pudiendo generar alteraciones del sistema inmunitario. Por ello el ingerir alimentos ricos en microorganismos saludables es una opción importante en el abordaje del SII: ingerir yogures, Keffir, o pan sin gluten son alternativas que ayudarán a combatir la posible disbiosis.

Dieta baja en FODMAP´s

Los FODMAP’s (por sus siglas en inglés Fermentable Oligosaccharides, Disaccharides, Monosaccharides And Polyol), son componentes de ciertos alimentos que incrementan la motilidad intestinal. Se trata de carbohidratos de cadena corta que al llegar al intestino son fácilmente fermentados produciendo ciertas cantidades de gas (especialmente hidrógeno) responsable de la potenciación de los síntomas del SII. En la consulta podemos plantear una dieta completa, variada y equilibrada teniendo en cuenta qué alimentos se deben incluir y cuáles no.

Dieta baja en hidratos de carbono en general

Especialmente en los pacientes cuyo síntoma predominante es la diarrea, el reducir el aporte de hidratos de carbono de la dieta puede ayudar mucho a controlar la sintomatología. Siempre que se haga de forma controlada y con un seguimiento adecuado, el disminuir el contenido de hidratos de carbono de la alimentación, no genera problemas en la dieta.

Antihistamínicos

Se ha detectado en varios estudios que algunos pacientes con SII presentan un aumento de mediadores inflamatorios a nivel intestinal, entre los que se encuentra la histamina. Por eso está ahora en estudio si un tratamiento con antihistamínicos podría ser útil para el manejo de estos pacientes. Es todavía una hipótesis de tratamiento que habría que valorar en profundidad por los posibles efectos adversos que conlleva.

Si sufres de síntomas parecidos a estos o ya estás diagnosticad@ de SII, te animo a que contactes con nosotros para que juntos planteemos una dieta que pueda ayudarte a reducir la sintomatología. Para más información puedes contactar sin compromiso!